¿Qué trámites debemos realizar para casarnos en régimen de separación de bienes?

el

Comenzaremos diciendo que se entiende por régimen económico matrimonial el conjunto de normas legales que delimitan los intereses, derechos y obligaciones monetarios de los cónyuges. Este régimen económico se puede pactar ante notario, antes o después de la boda, en un contrato conocido como “capitulaciones matrimoniales”, que se inscribe en el Registro Civil junto con el matrimonio. Se puede modificar en cualquier momento durante el matrimonio de común acuerdo por ambos cónyuges. Por tanto, las capitulaciones matrimoniales son un acuerdo de naturaleza contractual otorgado por los cónyuges, en virtud del cual podrán estipular, modificar o sustituir el régimen económico de su matrimonio.

Para que se les aplique el régimen de separación de bienes deben otorgar las citadas capitulaciones matrimoniales ante un notario (salvo en Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana, País Vasco y Aragón donde se aplica dicho régimen en defecto de pacto en otro sentido). A continuación se exponen los pasos a seguir:

  • Contactar con una notaría y comentar que se quieren otorgar capitulaciones para la separación de bienes.
  • Celebrar el matrimonio: para el caso de que todavia no se haya celebrado el matrimonio, entre el otorgamiento de las capitulaciones y la celebración del matrimonio, no debe transcurrir más de un año ya que quedarían sin efecto.
  • Cuando se inscriba el matrimonio en el Registro Civil, se debe presentar la escritura de capitulaciones matrimoniales para su inscripcion como régimen económico matrimonial de Separación de Bienes.

En el régimen de separación de bienes existe independencia económica de cada cónyuge. Cada miembro de la pareja puede adquirir, administrar y disponer de sus bienes y rentas obtenidas (tanto los adquiridos antes como después del matrimonio) con entera libertad y no necesita el consentimiento del otro para venderlos, alquilarlos y donarlos. Como excepción se prevé el domicilio familiar, para cuya venta se precisa conformidad de ambos cónyuges, aun en el caso de que pertenezca en pleno dominio y con carácter privativo a uno solo de ellos.

En este régimen las deudas contraídas por uno de los cónyuges serán de su exclusiva responsabilidad, sin que se comprometa el patrimonio del otro. Las deudas contraídas por los dos cónyuges serán responsabilidad de los dos. Asimismo, supone que cada miembro de la pareja debe contribuir a sufragar los gastos de la familia en proporción a sus respectivos recursos económicos.

Referencia legal

Arts. 1.325 a 1.327 Cc.
Art.1.357 Cc en relación directa con art.1.354 Cc. Art.1.435,1.437, 1.438 Cc.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s